Miércoles , 17 Enero 2018
Home > Consulta al veterinario > ANIMALES POLITRAUMATIZADOS EN CONDICIÓN DE CALLE: QUÉ HACER? CÓMO HACERLO? LA TOMA DE DECISIONES ES CLAVE CUANDO LOS MINUTOS CUENTAN
ANIMALES POLITRAUMATIZADOS EN CONDICIÓN DE CALLE:  QUÉ HACER? CÓMO HACERLO? LA TOMA DE DECISIONES ES CLAVE CUANDO LOS MINUTOS CUENTAN

ANIMALES POLITRAUMATIZADOS EN CONDICIÓN DE CALLE: QUÉ HACER? CÓMO HACERLO? LA TOMA DE DECISIONES ES CLAVE CUANDO LOS MINUTOS CUENTAN

Por Alex Jiménez Urízar

Médico Veterinario

Santiago de Chile, 24 de octubre 2017.-

Es frecuente ver animales sin dueños atropellados en la vía pública. A veces nos sensibilizamos al verlos sufrir y queremos hacer lo posible por ayudar. Pero, por dónde partimos? Qué hacemos primero? Lo primero y más importante es no agravar la situación más de lo que ya está.

Como en todo politraumatizado, es importante movilizarlo con extremo cuidado para no provocarle dolor y no empeorar sus posibles lesiones. Sin embargo, en el caso de animales que se encuentran en lugares peligrosos como una autopista o en una estructura colapsada, la prioridad es sacarlo de ahí cuanto antes.

PRIMEROS AUXILIOS EN ANIMALES INCONSCIENTES

Para abordar un animal con estado de conciencia alterado, lo ideal es empezar valorando su estado de conciencia. Si se ve que el animal respira (porque se levanta su musculatura abdominal), se puede proceder a hablarle, chasquear los dedos cerca de sus oídos o tocar su cabeza como para hacerle cariño (debe hacerse con cuidado ya que si presenta dolor, podría reaccionar de manera agresiva). Si no hay respuesta, ver sus ojos y fijarse si la pupila está dilatada o contraída. Una pupila muy dilatada podría indicar que está en estado agónico, mientras que si están de diferente tamaño (anisocoria) podría significar un TEC. Si aún no hay respuesta se puede proceder a abrirle la boca con mucho cuidado y traccionar su lengua hacia afuera. Si no la retrae hacia el interior de la cavidad oral, quiere decir que está totalmente inconsciente o en coma.

En estos casos es importante trasladarlo cuanto antes para que reciba atención médica. Para realizar un traslado de forma correcta, puede recurrirse a una tabla o una superficie dura para evitar movilizar alguna zona que pudiera estar lesionada. En caso de no contar con aquello, sólo tomar al animal con mucho cuidado realizar el traslado. Es importante recalcar que si no se realiza el traslado por miedo a lesionar más al animal, este de todos modos podría morir.

PRIMEROS AUXILIOS EN ANIMALES CONCIENTES

Para abordar a un animal herido / enfermo / politraumatizado del cual no se tienen mayores antecedentes, lo primero es ponerle un collar con correa para evitar que escape. En segundo lugar, es conveniente ponerle un bozal para manipularlo con seguridad. Para esto se puede recurrir a un cordón de zapatos y amarrarle el hocico lo más firme que se pueda. Es necesario dar una a dos vueltas a su hocico y luego amarrar el cordón por detrás de la cabeza del animal.

En estos casos es un poco más fácil darse cuenta donde podrían haber eventuales lesiones ya que el animal podría quejarse al tocarle ciertos lugares de su cuerpo.

Con el animal controlado, debe procederse al traslado lo más pronto posible.

PRIMEROS AUXILIOS EN ANIMALES FRACTURADOS

Un animal fracturado recientemente presenta un dolor que suele ser muy grande y muy evidente. Para efectuar un traslado de forma segura, es necesario antes que todo manipularlo con seguridad mediante los pasos descritos en el punto anterior. Una vez realizado esto, puede recurrirse a estabilización de la zona fracturada mediante entablillado o algún otro tipo de elemento inmovilizador. Lo más importante al hacer un entablillado o vendaje es que de estabilización a la zona lesionada, pero sin cortar la circulación de la extremidad. Esto debe realizarse siempre que la atención médica no pueda ser brindada en forma inmediata. En caso contrario, debe privilegiarse el traslado.

Es importante entender también que un animal con una fractura evidente, podría presentar otras lesiones que podrían incluso ser más graves (aunque menos evidentes), como por ejemplo un TEC, una hemorragia interna, una hernia diafragmática, un neumotórax, etc. Por lo tanto, siempre manipular con cuidado pensando en otras posibles lesiones.

PRIMEROS AUXILIOS EN ANIMALES CON HEMORRAGIA

Una hemorragia externa generalmente será visible por las manchas de sangre que hayan en el lugar o sobre el mismo animal. Lo más importante en estos casos es contener lo más posible la pérdida de sangre. Muchas veces pasa que pueden haber muchas manchas de sangre en la zona y sobre el animal, pero no hay sangramiento activo. En estos casos es conveniente trasladar de inmediato y no manipular la zona de la herida para no reactivar el sangrado.

Si se detecta que hay sangramiento activo, puede procederse a hacer presión local con un elemento absorbente (idealmente gasa, pero podría servir cualquier trozo de tela limpio). Debe mantenerse la presión durante unos 10 minutos para contener la hemorragia. Si hay más de un rescatista, lo ideal sería realizar el traslado mientras se hace todo esto. Si la hemorragia es en una extremidad, puede recurrirse a un torniquete para detenerla y realizar el traslado lo más pronto posible. Si la atención no es lo suficientemente rápida, podría ser necesario aflojar el torniquete cada 5 minutos para evitar la isquemia (falta de aporte sanguíneo) de la zona distal al torniquete.

PRIMEROS AUXILIOS EN ANIMALES CON CONVULSIONES

Las convulsiones en animales pueden ocurrir por diferentes causas. Dentro de las más frecuentes están los TEC, casos de distemper neurológico e intoxicaciones.

Independiente de la causa, un animal con status convulsivo (estado en que dan muchas convulsiones seguidas y puede verse como una sola convulsión que no para) constituye una urgencia médica debido a que en ese estado se están muriendo neuronas y podrían haber secuelas graves e incluso incompatibles con la vida.

Los primeros auxilios más importantes en estos casos son sostener la cabeza del animal para evitar que se golpee. En segundo lugar disminuir al mínimo los estímulos externos como ruidos, luces, etc. También es importante no caer en los mitos de la cultura popular y no introducir ningún tipo de elemento en la cavidad oral del animal porque eso podría producir severas heridas, neumonía por aspiración, etc.

En el caso particular de los felinos, las convulsiones suelen ser de tipo “asimétrico” y lo que uno podría ver es un gato que actúa de forma anormal corriendo para todos lados, siendo agresivo, desmayándose, etc. En esos casos, lo ideal es meter al gato dentro de una jaula, cubrirla con una manta y trasladarlo lo más pronto posible.

En cualquier caso de rescate de animales, lo más importante es el traslado lo más pronto posible para una atención oportuna. También es importante no automedicar si no se tiene conocimientos acabados sobre medicina veterinaria, sin embargo, es más importante aún entender que si no se hace nada por miedo a agravar la situación, el problema no se solucionará solo.